❤ Bienvenidos a mi casa Online

Hola a todos los que, por un motivo u otro, habéis llegado hasta aquí. Este blog es mi casita online, ¡¡bienvenidos!!, aquí hablaré de lo que me gusta, lo que me inspira y lo que me gusta crear. Ójala muchos decidais acompañarme en esta aventura online y podamos compartir comentarios.

Desde niña el punto de Cruz me relaja, me gusta sentarme a escuchar música y combinar madejas de colores. Pasan horas desde que escojo una tela para un trabajo, hasta que elijo los diagramas de punto de cruz con los que la adornaré y que colores llevará. Soy muy cabezona y quiero estar bien segura de que quedará todo según lo he imaginado en mi cabeza. Compro telas y busco bieses por mil mercerías hasta que doy con el color exacto que necesito.

 Lo que no se me da muy bien y es que tampoco le he dedicado mucho tiempo, para que nos vamos a engañar, es coser a máquina. Me resulta un poco aburrido, lo veo poco creativo y me desmotiva, así que cuando hago algo que requiere coser a máquina "se lo paso" a mi suegra que le encanta y es una artista. Cuando se lo doy espero con impaciencia a que me lo devuelva terminado para ver el resultado final, momento que me encanta!!
 
En el año 2006 encontré fotos en Internet de Amigurumis. Yo me quedé boquiabierta.... Amigu.... que??? El flechazo fue instantáneo.
Algunos Puskuspines
A mí madre se le da muy bien en ganchillo pero cuando le pedí ayuda... ni idea de como hacer los amigurumis. Se quedó tan sorprendida como yo. Fuí muy cabezona y tenía mucho tiempo!, pues estaba en el paro, seguí buscando información y encontré revistas con explicaciones y patrones... en japones!!! pero con muchas fotos y diagramas. Las compré, me empeñé y lo conseguí. Aprendí ganchillo y a hacer amigurumis. Después se redujo muchísimo mi tiempo libre, tengo un niño, un trabajo... pero el empeño y la ilusión por hacerlos sigue igual.

A mis amigurumis los llamo mis "Puskuspines", sip! de ahí el nombre del blog. Cada uno de ellos, tiene un trocito de mi corazón. Desde que los dibujo en un papel, elijo el material con el que los voy a hacer, sus dimensiones, el tamaño de sus ojitos, sus complementos... hasta que doy la puntada final, pongo en ello mi tiempo (escaso y muy valioso para mí), mi cariño y mi corazón. Son piezas hechas a mano y aunque lo intente e incluso se hagan con el mismo patrón, no hay dos iguales. Cada Amigurumi tiene su alma y su personalidad que depende de muchas cosas, de su material, de su tamaño, de su expresión, del momento de tu vida en el que lo haces. Muchos los hago para regalar, otros los vendo, otros son encargos pero la gran mayoría se quedan conmigo!........... no me puedo desprender de ellos.

Espero que los que me encontréis y os paseis por aquí os sintáis tan agusto que volvais muy amenudo y sobretodo que comentéis y podamos charlar! Al igual que me gusta enseñar mis trabajos en el blog me gusta también leer vuetras opiniones.

¡¡¡Bienvenidos!!! 

Carmen 

Comentarios